Blog


thumbnail

Una web más rápida gracias a WebP

Cada vez es más importante que las empresas posean una página web; pero más importante aún es que este espacio esté dotado del máximo contenido para información del cliente: fotos, vídeos, aplicaciones... por lo que es de vital importancia que el rendimiento de la web esté a la altura, ya que un mal funcionamiento puede dañar la imagen de la marca.


Una espera de 4 segundos de tiempo de carga en tu web, puede suponer la perdida del 15% de los usuarios que la visitan.

Existen diferentes motivos por los que una página web puede ralentizarse y ofrecer una mala experiencia de usuario, que a su vez repercute negativamente en aspectos como el SEO. Hoy nos vamos a centrar en las imágenes, algo muy importante a la hora de entrar en un espacio web, ya que el impacto visual supondrá las primeras impresiones del usuario.


Conociendo el formato WebP

WebP es el formato de imagen que Google lleva desarrollando desde 2010 con el objetivo de reducir el tamaño de las imágenes, y así disminuir el tiempo de carga de las mismas. 

Imagen de Squoosh, la aplicación online de Google que permite comprimir imágenes y cambiar de formato fácilmente.

El mayor objetivo de WebP es ofrecer compresiones con y sin pérdidas, para unificar las ventajas de los formatos JPEG, PNG y GIF tratando de reducir al máximo el tamaño que ocupan las imágenes y conseguir una web más rápida.


Las imágenes sin pérdidas de WebP ocupan un 26% menos de espacio que el PNG, mientras que las imágenes comprimidas y con pérdidas ocupan entre un 25 y 34% menos que el JPEG.

Pero aquí no queda todo, WebP también soporta transparencias e imágenes animadas. Los GIF animados convertidos en WebP con pérdida son un 64% más pequeños, mientras que los WebP sin pérdida son un 19% más pequeños; según no cuenta el propio Google, recalcando que es especialmente importante en las redes móviles, donde las imágenes más pequeñas ahorran ancho de banda y duración de la batería.

Su tecnología está basada en el formato de vídeo VP8 que Google adquirió con la compra de On2 Technologies en 2009. El algoritmo de compresión WebP, conocido como VP8L, usa código predictivo para codificar las imágenes, al igual que el motor Javascript V8 que utiliza Chrome.

El inconveniente de este formato es que aún sólo es compatible de forma nativa con Google Chrome, Android, Firefox, Edge, el navegador Opera y muchas otras herramientas y bibliotecas de software. Navegadores como Safari, no soportan el WebP.

<< Go back to the previous page